Post Top Ad

miércoles, 24 de junio de 2015

'GOURMET EXPERIENCE BMW CERES MOTOR': PIMENTÓN DE LA VERA

Cada día que pasa, más cómodo se me hace recorrer Extremadura con este fantástico BMW Serie 1 de BMW Ceres Motor. Estoy devorando kilómetros y disfrutando al máximo en cada una de las curvas que marca nuestro camino para divisar estos paisajes tan impresionantes del norte de Cáceres descubriendo la cultura gastronómica de la zona de La Vera y conociendo su archiconocido polvo rojo que da color y sabor a toda la comarca.


Hoy hemos averiguado uno de los productos más internacionales y exportables de Extremadura de la mano de la DO Pimentón de La Vera, para conocer tradición y sabiduría que desde hace siglos se dieron la mano para acunar el más preciado tesoro de los monjes Jerónimos del Monasterio de Yuste, el Pimentón de La Vera, hoy protegido por la  Denominación de Origen.


Sabías que el pimiento, del que se extrae el pimentón, tiene su origen botánico en el área de Perú -Bolivia y Cristóbal Colón lo trajo a España en su tercer viaje (1493) considerando al pimentón un posible sustituto de la pimienta que se importaba de Oriente.

El privilegiado clima de La Vera, arropado por las montañas, hace que los veranos sean frescos y agradables, mientras que los inviernos son lluviosos y sin heladas haciendo un lugar idóneo para la producción del pimentón.

Eso lo sabían muy bien los monjes y hace muchos siglos, alguien descubrió este método (existe una leyenda de la tía Maína para enseñar a los niños ese descubrimiento del pimentón) en un otoño de intensas lluvias. No se podía secar al sol estos pimientos y un monje propuso ahumarlo en una sala del Monasterio de Yuste para que no se estropease la cosecha. Gracias a eso, inventaron una especia genuina en el mundo.

1º PREPARACIÓN DEL TERRENO Y CULTIVO:


En marzo se empieza a mover la tierra y plantar los pimientos de la especie Jaranda, Jariza, Jeromín, y de la variedad Bola para dar los 3 tipos de Pimentón: Dulce, Agridulce y Picante. 

Me sorprendió que no viese campos extensos de pimientos, sino que siempre compartía protagonismo con la planta del tabaco ( en la imagen se puede ver claramente, el pimiento es el color más oscuro).

2º SECADO TRADICIONAL


Como no era época para ver el proceso de secado, nos fuimos al Museo del Pimentón situado en pleno Jaraíz de la Vera para conocer y entender este proceso.

Este transformación no difiere demasiado del que utilizaban los monjes de Yuste en el siglo XVI y tras 400 años se sigue haciendo exactamente igual en la comarca de La Vera para deshidratar el pimiento por ahumado. 

Estos secaderos de  ladrillo y teja árabe constan de 2 plantas. En la inferior se coloca leña de encina, roble con arbustos y en la superior se ponen los pimientos sobre un emparrillado de madera para permitir el paso del aire caliente y el humo del piso inferior.

Este proceso dura 10/15 días y unas manos expertas arrodean con sabiduría los pimientos hasta conseguir el grado idóneo de secado aportando su aroma, color y brillo únicos.

* NOTA: La cantidad de leña necesaria es aproximadamente de 5 kilos para la obtención de un kilo de pimiento seco.

4º PIMIENTOS SE ENVÍAN A LAS INDUSTRIAS TRANSFORMADORAS

Para la obtención de este magnífico polvo rojo, los pimientos secos se le tiene que eliminar el pedúnculo mediante un sistema de martillos y cribas. Posteriormente pasa a una desbinzadora, dónde es desprovisto de las semillas y finaliza en un triturador para su molienda.

Los molinos se instalan en batería de forma que el pimiento puede pasar hasta cinco veces por el mismo molino, si fuese necesario, para conseguir el granulado deseado.

A continuación os adjunto una imagen que había en el Museo del Pimentón para que podáis observar que tras los años, se sigue haciendo prácticamente igual la molienda.


5º PRODUCTO FINAL

De esta manera se saca el apreciado Pimentón de la Vera y queda así listo para ser envasado y comercializado. 


El Consejo Regulador en todo momento efectúa el seguimiento y control tanto del cultivo como del proceso de elaboración y proporciona etiquetas numeradas a las industrias envasadoras, una vez calificados los lotes amparados con la Denominación de Orige, se le acredita su etiqueta numerada.

Para finalizar, nos despedimos con las palabras de Jorge Luis Borges: 'El tiempo es la sustancia de que estoy hecho' y nosotros somos Pimentón.

Escrito por / 1 Comentarios

1 comentario :

Post Top Ad